Gong Fu Cha

Ceremonia China del té

Sumérgete en la Ceremonia China del té. Déjate seducir por la magia de este encuentro de sensaciones propio del universo mandarín. 

Un regalo para vivir en grupo celebrado desde la alegría. Conecta con un ritual ancestral que sigue manteniéndose en la mayoría de los hogares, el Gong Fu Cha.

Contenido de la ceremonia

Primera parte:

  • China, cuna del té; elixir, arte y reunión. 
  • Tés chinos ceremoniales, del Pu Erh al Oolong, un mundo de posibilidades.
  • Ritual y conexión,  filosofía taoísta y contemplación.

Segunda parte:

  • La propia Ceremonia: presentación del té, los pasos del “Dragon”
  • Dulce chino para acompañar al té 
  • Degustación de dos tés chinos
  • Ambientación y utensilios específicos

Tú recibirás el Cheque Regalo, y sólo acordaremos fecha con tu invitado, una vez nos indiques que se lo has entregado.

Galería de fotos

Sumérgete en el Gong Fu Cha.

El Gong Fu Cha, también conocido como Ceremonia del té o kung fu, es una práctica ancestral que se originó en la zona este de la provincia de Guangdong, en Fujian y Chao Shan. Su nombre literalmente significa “té con habilidad” o “tomar el tiempo para el té”.

Este ritual tuvo su época de oro durante la dinastía Song (960-1279) en China, y se consolidó en los siglos XIV y XVII durante la dinastía Ming.

Té con esmero

La historia del Gong Fu Cha es menos conocida que la ceremonia  japonesa del té” Cha no yu”, pero comparte hospitalidad y delicadeza. En esta ceremonia, la anfitriona acoge con alegría a los invitados, quien demuestra su maestría preparando el té con esmero y dedicación para lograr un sabor óptimo que apacigüe el alma.

También es considerada una forma de meditación activa y presencia plena, ya que requiere de concentración y movimientos detallados.

La presentación y los elementos utilizados en el Gong Fu Cha son de gran importancia, ya que transmiten el estilo  y la atención del organizador del encuentro. Los utensilios y materiales empleados son seleccionados de forma personal, lo que añade un toque único a cada ceremonia.

Filosofía taoísta

La experiencia del Gong Fu Cha es global, involucrando todos los sentidos: vista, olfato, paladar,  tacto, sonido… Este ritual se basa en la filosofía taoísta, estando muy presentes: la contemplación, la escucha atenta y la presencia plena, buscando encontrar armonía  con uno mismo y con el entorno.

La filosofía taoísta, que se originó en China hace más de dos mil años, promueve la conexión con el interior de cada persona para encontrar calma y serenidad.

Durante la Ceremonia China del Té, la contemplación ocupa un lugar central de la experiencia. El proceso de preparación y servicio del té se considera un acto meditativo que permite a los invitados concentrarse en el momento presente y liberar sus mentes de pensamientos y preocupaciones cotidianas.

Cada detalle, desde la elección de los ingredientes hasta la disposición de los objetos y el ambiente, se cuida meticulosamente para crear una experiencia pacífica y meditativa.

La Ceremonia China del Té es un ejemplo de cómo la filosofía taoísta se integra en la vida diaria de las personas. A través de esta tradición, se busca encontrar equilibrio y armonía con uno mismo, con los demás y con el entorno. Además, se cultiva una conexión profunda con la naturaleza y la espiritualidad.

La importancia del agua

En este ritual, el agua adquiere una importancia tan relevante como el propio té. Ya lo decía Lu Yu, su calidad influirá sobremanera en la bebida resultante: “En cuanto el agua, el agua del manantial es la mejor, el agua del río es la segunda, y el agua del pozo es la peor. La mejor agua fluye lentamente de las fuentes de piedra en medio de la montaña virgen”.

Por eso, en Catacata utilizamos aguas de media mineralización, ni muy duras ni muy blandas y siempre filtrada. Con ella templamos los utensilios, lavamos las hojas de té (despertándolas) y preparamos la preciada bebida.

Una de las claves para lograr una perfecta infusión es la temperatura, que deberá tener en cuenta el tipo de té utilizado.
El tiempo de infusionado también varía dependiendo del tipo de té, (dándose en general tiempos muy cortos en oriente).

Las fases del dragón

El ritual del Gong Fu Cha consta de varias fases con nombres maravillosos que se remontan a la mitología del país. Cada paso está diseñado para realzar el sabor del té y mostrar respeto hacia los invitados.

Calentar la tetera y templar las tazas. Preparar los utensilios y los recipientes. Apreciar el Té… De ahí que surjan expresiones de leyenda como: El dragón entra en palacio (lavado e infusionado del té). Emerger desde lo alto de la tetera (momento en que se sirve el té a los invitados); y por supuesto, la posibilidad de realizar nuevos infusionados con las mismas hojas, conocido como Volver a Bañar al Inmortal.

En conclusión, la Ceremonia del té chino es una práctica que combina arte, espiritualidad y atención plena. A través de esta tradición, se busca encontrar la armonía con la naturaleza, consigo mismo y con los demás. Cada detalle, desde la preparación del té hasta la forma en que se sirve y se consume, se cuida con esmero para crear una experiencia de calma  y atención. El Gong Fu Cha no solo es una ceremonia, remite a un modo de vida que invita a disfrutar de cada instante con plenitud y agradecimiento.

Tú recibirás el Cheque Regalo, y sólo acordaremos fecha con tu invitado, una vez nos indiques que se lo has entregado.